top of page

Navega de forma segura con un generador de contraseñas y una conexión VPN



Usamos Internet para trabajar, ejecutar varios programas y procedimientos y divertirnos. Nos suscribimos a varios servicios en línea, como Netflix o Spotify. También usamos internet para consultar cuentas bancarias y hacer transferencias. O leer correo y redes sociales.


Ya sea un simple trámite administrativo o consultar un extracto bancario, necesitamos un nombre de usuario y una contraseña para conectarnos. Los ciudadanos comunes tienen docenas de cuentas con contraseñas coincidentes, lo cual es un verdadero dolor de cabeza. Es imposible recordarlos todos. Solución: Abusamos de contraseñas fáciles de recordar (fechas, números consecutivos, nombres de ciudades, etc.) y lo peor de todo, siempre usamos la misma contraseña.


Esto supone un grave fallo de seguridad. Arriesgamos nuestro dinero cuando accedemos al banco y también exponemos valiosa información personal.


Cómo gestionar todas tus contraseñas de forma segura


En primer lugar, te recomendamos utilizar un generador de contraseñas seguro. Se trata de un servicio online y multiplataforma que es válido para navegar en cualquier dispositivo y con todos los navegadores.


Con solo una contraseña maestra, tenemos acceso a todas las claves de suscripción y servicios en línea. Además, se encarga de generarnos las contraseñas más complejas, las que nos piden las webs más exigentes, y las que requieren distintas combinaciones de caracteres. El administrador de contraseñas utiliza fuertes algoritmos de encriptación para encriptar la información de inicio de sesión.


Todas las contraseñas permanecen a salvo en un único sitio al que accedemos con una sola clave maestra.


Navega en un entorno VPN para proteger tu privacidad


Los problemas de seguridad no vienen solo del empleo de contraseñas débiles. Mientras navegamos, accedemos a diferentes webs que van dejando un rastro informático en nuestro equipo en forma de cookies y diferentes tipos de malware.


La solución a esto viene de la mano de un servicio VPN seguro o red privada virtual. Gracias a la VPN, navegamos de forma segura y anónima, utilizando un entorno online cifrado que impide que dejemos pistas en la red. Una VPN también permite disfrutar de los servicios en streaming cuando estamos fuera de nuestro país.


Una buena VPN se caracteriza por tener múltiples servidores en diferentes países a lo ancho de todo el mundo. De esta forma, se garantiza la redundancia del servicio y que la navegación sea encriptada en cualquier punto geográfico.


Con una VPN conseguimos:

  • Evitar el phishing y la suplantación de personalidad.

  • Impedir el rastreo mediante cookies con fines publicitarios o maliciosos.

  • Acceso seguro a servicios online.

  • Disfrutar de servicios en streaming como si estuviéramos en otro país.

  • Ocultar nuestra IP real, que es el identificador único en internet. Con la VPN navegamos con una IP simulada, lo cual impide que nos identifiquen.

La ciberseguridad depende de tener cierta cultura informática y no cometer errores. Existen sugerencias y tutoriales. El problema es que Internet se vuelve cada día más complejo y también lo son los sistemas de hackers.


Todo el mundo, incluso un usuario avanzado, necesita estas dos herramientas para una navegación segura: un buen gestor de contraseñas y una VPN que nos permita acceder a Internet como si estuviéramos en una red privada y segura.

1 view0 comments

Comentarios


bottom of page